miércoles, 5 de agosto de 2009

De nínfulas y chicas tontas. Creo

No tengo vida últimamente porque estoy en recta final de un TIT que no digievoluciona como debiera pero que me impide hacer otras cosas. Lo normal y aquello que me caracteriza. Sueño con leer y leer y ver películas y películas y poder consagrarme de verdad a todo el cine que me he descargado en los últimos meses, pero no puedo. Claro que siempre cae alguna y este domingo, de vuelta de la ciudad terrible, cayó Le genou de Claire. No sé si lo he dicho, pero Eric Rohmer encarna una de mis muchas concepciones de "yo quiero contar historias así" y es uno de los responsables (aunque jamás se me haya pasado por la cabeza hacer cine: ¡ojalá valiera yo para eso!) de que no intente contarlas. Para hacer las cosas mal, no las hago, aunque sólo sea para mí. No. Hace demasiados años que decidí que los demás escribían mejor que yo y que estaban todos muertos, tal cual Pedro Páramo. ¿Hemos leído todos Pedro Páramo? Perdón a quien no lo haya hecho.

(Pedro Páramo, leído entre examen y examen de Selectividad -no lo olvidaré en la vida- también tiene parte de culpa en el fin de mi condición de adolescente que escribía. Fue algo así como un "menos mal que he dejado de escribir porque nunca llegaré a esto")

Pero hoy estamos hablando de cine, no de por qué no escribo desde hace ya casi diez años (¡la hostia!) y de historias bien contadas.

La rodilla de Clara. Clara es tonta y no sale hasta más o menos la mitad de la película. Clara no interesa (todavía). Pero hay un montón de mujeres más y un hombre con barba, barco y aire cosmopolita que vuelve al pueblo de su infancia para vender la casa familiar y se encuentra conmigo. Conmigo no, porque (¡ay mísera de mí, ay infelice!) no soy escritora ni francesa, pero con un personaje que tiene bastante que ver conmigo. Y me cuenta que se va a casar y yo le cuento que la nínfula de la casa en la que vivo está enamorada de él. Y, eso... hay una nínfula que es casi casi tan maravillosa como Natalie Portman patinando en círculos en Beautiful Girls pero que es infinitamente más francesa y más despeinada (¡ay!), una prometida ausente (se casa en agosto y la historia transcurre en julio) de la que todos dicen que parece dura y con la que lleva años de encuentros y desencuentros, la mamá de la nínfula (que se la presta para que se la lleve de excursión por la montaña y que pase la noche con él) y la tonta de Clara, hija del segundo marido (ahora ya ex-marido) de la mamá de la nínfula. Clara es de estas rubias etéreas (no como las de Sophia Coppola, afortunadamente) y preciosas hasta decir basta que no tienen el más mínimo atractivo real. Tiene una rodilla de una fragilidad que conmueve, de acuerdo, y su punto de gracia adolescente. Pero ya. Nos gusta Laura que es inteligente, no tiene un novio gilipollas como el de Clara y es nínfula. Sí, nos gusta. A todos. No sólo a mí.

No puedo contar mucho más pero es una película maravillosa. Y con nínfula. ¿He dicho ya que tiene nínfula? Y salgo yo...

No, no voy a dejar video ni foto de la rodilla. Vedla.

14 never more:

ossip dijo...

Vista. Y disfrutada...
Me gustó mucho, por cierto, tu análisis del caballero entre dos damas a aplicado a Zhivago.
Saludos.

Anónimo dijo...

Pues yo también quiero doble cinematográfico, o literario, o lo que sea... ¡No hay derecho! Todo el mundo gasta dobles menos yo... Emu Takai (pseudónimo artístico de la señorita Mara)tiene las pinturas de Vanessa Bell, Sebastian comparte fecha en el calendario con Poe y tú tienes a la tal Laura. ¿Y yo qué? Nada, yo a compartir nacimiento con Skinner (¡Skinner!)y perfil desfavorecedor con la señora Woolf.

Menos mal que siempre me quedará el protocolo ruso y la capacidad para etiquetar a lo lejos tazas de té decimonónicas. ¡En fin! Espero que te hayas reído un poquito.
Si la afonía galopante me permite mañana salir de casa te doy un toque para tomar café.

Ich liebe dir,

Lucy W.

P.d: Nos alegramos de que el cuadro te gustase tanto.

Houellebecq dijo...

Y yo tenía un cine dónde pasaban películas de reestreno y ciclos de por ejemplo Rohmer. No recuerdo muy bien por qué no ví esa en especial. tal vez porque los ciclos se acumulaban y el tiempo y las ganas y la ignorancia de lo que debes ver no te dejan, pero me perdí esa rodilla. Espero que regresen esos ciclos a ese cine. Aunqu elo veo cada vez más dado al reestreno de cine europeo de calidad pero reciente. Saludos.

Rotter dijo...

me interesa, si, me interesa.

por cierto, donde descargas peliculas? es que ya me canse de los lugares donde descargo

saluuudos

Comtessa d´Angeville dijo...

Querida, tienes al titi afectándote la cabeza, ¿te has enterado de lo de la peli sobre Panero padre?

Kyuuketsuki dijo...

No tenía idea de que te gustara Pedro Páramo. Es una de mis novelas favoritas y la esencia de muchos mexicanos fatalistas... como yo a veces.

De solo pensar en Natalie se me cae la baba.... nínfulas!!!! O como el tag de tuiter: #pubertsabrosa. Jajajajaja

jess dijo...

Heeeeeeeeeeey Pedro Páramo!!!
Acá es lectura obligadísima, no por el hecho de que te la impongan, sino porque quien no la haya leído, no merece ser llamado mexicano.

Y bueno... yo ni escritora, ni francesa, sino todo lo contrario....

qué se le va a hacer!
C'est la Vie!

Con todo y todo... ahhhh un encantador nene extranjero piensa que soy una chica encantadora.... snif... bueno ya, basta de cursilerías...

Tu foto con tu minino!!!

Comencé a leerte un poco antes de que la subieras.... :)

Besos linda!!
Que tengas un finde poca madre!!

Juan Antonio dijo...

Tengo que verla. Todo me parece absolutamente sugestivo. Encima sales tú. Joder. Eso se avisa antes.

Creo que al final no has dicho que tiene nínfula.

Besos, Mery.

CAT dijo...

Ok ok la buscaré :), has visto cuento de hadas para dormir cocodrilos? Si te gusta Juan Rulfo tal vez te guste esa peli, grita yo era fan de Rulfo jeje.

El protagonista sufre de insomnio cronico producto de una maldición familiar. Advertencia Mary ¡Jamás mires a un coyote a los ojos!

http://www.youtube.com/watch?v=dhd6jkPbYoQ

pau dijo...

Tu sabrás como escribes. La verdad es que para mi lo haces bien, mejor que la mayoría o, más bien, mejor que casi todos.
Haces que, con tan buena manera de contar una historia, busque la maldita película; que, por cierto, estoy seguro de haberla visto hace tiempo, tanto que ya no la recuerdo.

Indigente Iletrado dijo...

Todos hemos leído Pedro Páramo. Amén.

Erick dijo...

No sé, a mí Pedro Páramo no me pareció tan bueno. Más bien muy matter-of-fact. Por más que le busqué no le hallé lo realmaravillosomexicano. Cuando me hablan de Rulfo, casi siempre digo, qué bueno que dejó de escribir...

Iris dijo...

Bueno, pues yo también la vi, pero hace tiempo, cuando en un arrebato me compré todos los dvd de Rohmer que encontré, tras ver los cuentos de las cuatro estaciones o algo así, creo que se llamaban. Yo me pasé la peli esperando que al director le diera por lo transgresor y que pasaran cosas... pero claro, ya se sabe que es mejor sugerir que mostrar. Es que una a veces tiene la mente un poco calenturienta. Un beso y otro para la gata de la foto, que es para comersela y eso que odio a los gatos.

labalsadelanostromo dijo...

Magnífico blog, Meryone; he ido a caer buscando una copia del cuadro de Hylas y las ninfas de Waterhouse (estupenda la tuya,va de cabeza a mi Tumblr) y alucino con los textos y las imágenes... tu blog va ahora mismo directo al botín de guerra de los enlaces de mi blog... ¡saludos!