domingo, 30 de agosto de 2009

Pataleta

Si creyera en algún dios (y hubo un tiempo en que me enseñaron a creer en el de los cristianos), mis dolores de cabeza me harían renegar de su existencia. Como hace mucho tiempo que no creo en ninguno, reniego de Arturo, de los vampiros, de la vuelta de Elvis, de la posibilidad de un mundo más justo logrado a base de margaritas en pelos llenos de mierda (y yo siempre siempre llevo el pelo limpio, aunque también le ponga margaritas), de revoluciones para cambiarlo, de tocar los bongos y fumar porros. Reniego de las vacaciones (también son una entelequia), de la educación, de la Universidad. De la igualdad entre los pueblos y los seres humanos. De la belleza interior.

De las endorfinas, de la música, del cine, de la literatura. Del terror malo. De la amistad. De que una imagen valga más que mil palabras. De las metáforas. De las vitaminas.

Reniego de pisar la hierba, de la lluvia, del mar. Reniego, incluso, de la bombilla roja del Rock-a-Hula y de pasar la tarde entera en un lugar cómodo leyendo. Del té. Del whisky. De las bibliotecas. Del chocolate con almendras.

Y, en fin, de todo lo que no sea un analgésico.

Voy a intentar dormir (más) a ver si se me pasa. Fuck.

21 never more:

Ela dijo...

Si que debe doler mucho como para renegar de la literatura, del terror malo y de la música -de lo demás también reniego yo, me duela o no algo, me sienta bien o mal.

Adrahel dijo...

¡NOOOOO! ¡De las endorfinas, no! ¿No ves que te quedas sin orgasmos, tonta? Orgasmos de cualquier tipo... ¿Para qué querías todo lo demás sin endorfinas?

Salúdame a tus virus.

CAT dijo...

En el nombre de Ruskin, si que te duele mucho o_O, date un bañito caliente y tomáte un tesito de menta.

Que te mejore amiga, po que eso de renegar del chocolate es blasfemia pura o_O

Besos y estrujos para la enfermita

Meryone dijo...

Ela: duele, duele. Duele todavía y no consigo dormir (claro: había dormido todo el día porque dolía y el cuerpo tiene un límite). ¿De Elvis también reniegas?

Mery: ¿tú no te ibas a dormir más o menos cuando yo? Qué cara de no haber dormido vamos a tener las dos, ya verás... Por cierto, lo de las endorfinas lo puse esperando tu reacción. Maldito dolor de cabeza!

Cat: duele mucho... en el chocolate volveré a creer en cuanto deje de doler. O en cuanto termine mi tila.

Besos a las tres. Sí, soy insomne. Siempre.

Southmac dijo...

Maravilloso. Comparto tu hartazgo pero jamás renegaré del té ni del whisky, y eso que estoy hasta los cojones de muchísimas cosas y no cosas.

Comtessa d´Angeville dijo...

Apúntate al carro de la renegación, vente conmigo al Ártico a renegar más todavía. Eso sí, como dicen por aquí arriba, a mí el whisky no me lo toquen, que una será nihilista pero no gilipollas.

Juan Antonio dijo...

Es bueno renegar. Incluso del cine de terror malo. Y de los libros. Y del alcohol. Joder, de los orgasmos también? Bueno, vale. Reneguemos incluso de eso. Pero siempre habrá algo de lo que no creo que seas capaz de renegar. Y no te lo voy a decir.

Cuida esa cabecita.

nano dijo...

.:.

que bueno está esto ¿y te dió la cabeza para escribir todo esto en tu dolor de cabeza?

cuando me dan a mi no pudo ni mirar con los ojos porque duele y si los cierro también duele


.:.

Kentucky Freud Chicken dijo...

O quizá debas ir al médico. Ya sabes, los dolores de cabeza pueden ser síntoma de taaaantas cosas...

Cuidate, por favor.

Anónimo dijo...

Dios es una sustancia interior. Sin esa sustancia, estás perdida. Pero te veo bien en el camino de la negación, pues así te acabarás liberando de los prejuicios.

Houellebecq dijo...

Conozco ese momentazo por el que pasas. Como a mí ahora me toca estar eufórico no reniego de muchas cosas(acabo de ver una película y todo y voy a leer un libro). De todas formas sé que estoy al borde de un reniego masivo de los tuyos y el Prozac todavía no es dueño de mis sentimientos. ¿Cuanto tiempo le queda a esta fluoxetina para que me haga efecto y me convierta en el psicópata sin sentimientos que deseo ser? En fín, duerme. Con o sin analgésico.

Meryone dijo...

Oh, ya tengo un anónimo enternecedor!! A los demás os contesto luego, lo prometo...

(es el primer paso hacia el troll, ¿no?)

Lady Jesus dijo...

FELICIDADES.

Sí.

Allek dijo...

hola!
he vuelto a regresar!
checalo..
un abrazo!

Rotter dijo...

Pecadora!!!!
Blasfema!!!!


me caes re harto bien, me cae.

Iuiu dijo...

Renegar de todo... mmm...

Kyuuketsuki dijo...

Seamos hippies, mandemos todo al diablo hasta que nos hartemos y queramos regresar a la civilización... y así, seguramente, se te pasarán los dolores de cabeza. Trust me.

Miguel dijo...

Pues a mi se me ha ocurrido una estupidez que irremediablemente voy a compartir con el público:

¿No será que a los hippies les crecen margaritas en el pelo, cuya mierda les sirve de abono? ¿Por qué presuponemos que ellos pusieron las margaritas ahí?

Lo siento.

terry dijo...

Meryone, ya quisieran muchos de los que te visitan tener tu clarividencia.

Un dolor de cabeza, no se cura con nuestro ego, simplemente con nalgesicos.

Saludos.

El Rufián Melancólico dijo...

Alguna sabiduría oscura e intuitiva te impidió renegar de las chelas. Agradezcamos a la divinidad por eso. Saludos.

Tara dijo...

las jaquecas, esas grandes incomprendidas...

las mías no se hartan de tocarme siempre la misma canción, repetitiva, machacona, cargante, dolorosa.

hace dos días que me rondan, persistentes; espero que a tí ya te hayan abandonado.

ánimo!!!