martes, 29 de septiembre de 2009

Semejanzas literarias (I)

Muchas veces he dicho que nunca quise ser ni Wendy ni Campanilla sino Tigrilla, la princesa india. Eso en una de las poquísimas historias en las que me identifico con un personaje femenino. Otra es la que fue mi libro favorito de peque (antes de Poe) y sí, hubo un tiempo en que fui una niña, me ponían vestidos y pretendían que resultara una señorita: Mujercitas. Bueno, antes estaban los de los cinco y George que llevaba el pelo corto y no era como la tonta de la otra que siempre estaba haciendo la comida y, encima, era rubia. Pero yo era Jo. Leía, tenía amigos con o y, mientras a las otras niñas les decían que eran guapas, a mí me decían que tenía un pelo muy bonito. El profesor alemán que tocaba el piano nunca llegó y, bueno... tampoco nadie me ha publicado nunca nada. Hace años y años y años (y años) que no hablo con el que entonces pensaba que era Laurie pero hace poco todavía me dijeron poco menos que aquello de "tu cabello, tu cabello, tu única belleza".

Sin embargo, tengo nombre ficticio (fotologs, facebook, tumblr) de nínfula de Poe. Poe fue mi primer amor y ese poema fue el último que escribió. Además, Ligeia (mi cuento favorito) ya estaba pillado y Ulalume también. Mi primer blog ya tenía como url lo del once upon a midnight dreary y Lenore era repetitivo (dice la que es Annabel Lee en todas partes). Todas estan muertas. Lo de estar muerta era fundamental. Por circunstancias varias (como lo de tener cuatro años menos la primera vez que leí sobre su existencia), nunca conseguí pensar en Virginia Clemm como nínfula pero supongo que también le falta el componente maligno. Las nínfulas son efímeras y fascinantes. Casi tanto como la rosa del Principito. Y en éste no soy ni Principito ni rosa sino el zorro. Quien gana sólo por ser domesticado y por el color del trigo. A ratos, sólo a ratos, el aviador. Y yo tampoco sé dibujar.

La vida es de los otros y yo quiero un profesor alemán que toque el piano.

Y se me acaba la batería de Gregor. Sean buenos. Ni releo.

8 never more:

CAT dijo...

Si es verdad eso que dices de tu pelo, lo único que puedo pensar entonces es que tienes que tienes pacto con el diablo para salir asombrosa y bella en las fotos.

^____^

Miguel dijo...

Casi nunca he conseguido identificarme con los personajes de los libros que leo, sin embargo muchas veces he pensado que de existir algún personaje me habría gustado (aisss el amor) y la chicha/chico de los cinco fue uno de ellos.

Elaine Crespo dijo...

Annabel!\o/

Acho que aqui no blog só te chamarei assim sempre!
Que saudade de tu galiega! De folerpa e georginho!!

Ando meio mau de saúde, como sempre, mais parece que estou a sair deste estágio!

Sinto falta de teus comentários!
Tenho poucos amigos e mesmo distânte você é uma amiga muito querida!

Me sinto só no blog sem você e outro amigo DUD'S que também era do fotolog! Wesley nem liga para nada!

Adorava o Blog de AnnabelLee!!

Mais esteja onde estiver estarei a te seguir!

Não consigo deixar recado no FACEBOOK, preciso passar mais lá!

Um grande beijo e eu também preciso de um professor de piano alemão!(risos)!

Um grande beijo da amiga brasileira!


Elaine

Ah! Você realmente vem morar pro lado de ca!????

Elaine Crespo dijo...

Annabel!\o/

Acho que aqui no blog só te chamarei assim sempre!
Que saudade de tu galiega! De folerpa e georginho!!

Ando meio mau de saúde, como sempre, mais parece que estou a sair deste estágio!

Sinto falta de teus comentários!
Tenho poucos amigos e mesmo distânte você é uma amiga muito querida!

Me sinto só no blog sem você e outro amigo DUD'S que também era do fotolog! Wesley nem liga para nada!

Adorava o Blog de AnnabelLee!!

Mais esteja onde estiver estarei a te seguir!

Não consigo deixar recado no FACEBOOK, preciso passar mais lá!

Um grande beijo e eu também preciso de um professor de piano alemão!(risos)!

Um grande beijo da amiga brasileira!


Elaine

Ah! Você realmente vem morar pro lado de ca!????

Juan Antonio dijo...

Somos buenos, tú sabes.

Toda señorita debería tener un profesor alemán que toque el piano. Ya lo hemos hablado más de una vez. Y tiene que tocar Schumann. Eso especialmente.

Lo de estar muerta era fundamental. Claro.

Ay, tú siempre serás Tigrilla, Ligeia, Lenore, Annabel Lee. En una extraña mixtificación ontológica, eres todo eso y Poe, Munch, Waterhouse... incluso el zorro que se deja domesticar a ratos por ese niño que llegó un día de un lejano asteroide.

Besos.

P.S.: Aún no tiene nombre hermanito menor de Gregor?

Houellebecq dijo...

Sobre identificarse con alguien o algo me cuesta. Me identifico siempre d eun modo parcial. Puedo pasar horas pensando que soy como el personaje de un libro de Houellebecq y luego hace algo que yo nunca haría o lo piensa(es un ejemplo, no pienses mal). Pero es agradable leer y estar un rato tan metido en las páginas que tu eres parte de ellas. Nada que objetarte entonces. Saludos.

Kyuuketsuki dijo...

Bah, el que te dijo que el cabello es tu única belleza no sabe nada.

Tigrilla es un personaje genial. Aunque en versión disney, terminó digievolucionando en pocahontas. Ámolas a las dos.

N. dijo...

¡Yo también era Jo! Amaba esa trilogía. =)

El que te haya dicho que tu única belleza es tu cabello no ha leído tu blog.

Saludos.