domingo, 22 de noviembre de 2009

Suenan canciones tristes y yo odio la ciudad donde he crecido. Las dos cosas son recurrentes pero sólo busco la primera. Me gustan las canciones tristes. Y los libros y las películas. Eso no implica necesariamente que SÓLO me gusten las canciones, libros y películas tristes. Desconfío por naturaleza de aquellos que no dejan un espacio a la catarsis, esa gente que es absurdamente feliz. He dicho absurdamente feliz, no feliz a secas. Claro que ser feliz es bueno, pero no vivir en un mundo de gominola.

También estuve con Jose hoy. Jose es feliz (de un modo sano, no absurdo) y está viviendo el amor de una forma que, como le dije escojonándome me provoca una curiosa mezcla de "repulsión y envidia sana". Lo de la repulsión era por putear y porque estaba en momento "jo, ¡qué enamorado estoy!" y lo de la envidia sana no es del todo cierto pero me encanta verlo así. Me gusta ver a la gente feliz y enamorada.

Y tuve un arranque consumista en el que me compré varios pañuelos (empiezo a ser de esa gente que nunca tiene suficientes pañuelos), uno de ellos el clásico universal de ponerse en la cabeza. Empiezo a tener un largo de pelo que pide a gritos un corte o una diadema (o ambas cosas) y éstas (quien dice diadema dice pañuelo) siempre me han gustado pero hace siglos que no las uso. También me he comprado DOS barras de labios para regocijo de Jose que se preguntaba cuándo me había convertido en una mujer y que se ha llevado un beso mío en una servilleta de recuerdo. Eso también le hacía gracia, claro. Decía que, antes de darle el beso a la servilleta parecía la Juani (la de la película de Bigas Luna) teniendo que ser un zapato. Adoro a Jose. Sí, eso también es recurrente.

11 never more:

CAT dijo...

A las personas absurdamente felices hay que cazarlas con una bazuca, seguramente son robots extraterrestres que quieren esclavizarnos o lo que sea, no pueden tener buenas intensiones o_O.
Suena a que te fue bien, por cierto yo en estos días ando valiente y he decidido que el próximo es mi último semestre ahora sí. Haber cuanto me dura la valentía.

Estrujitos y beshos

David dijo...

Da es absurdamente feliz en un supercalifragilisticoespialidoso mundo de gominola, o sólo es feliz e intenta poner gominolas y canciones de Mary Poppins en su universo?
Desconfíaste de Da al principio?

a roja dijo...

Tó el mundo cuenta sus penas, pidiendo la comprensión,
quien cuenta sus alegrías, no comprende al que sufrió

(Lole y Manuel)

eigual dijo...

Descubro tu blog a través de Iuiu y me quedó enamorada de tu forma de escribir.

Qué hacer? hacerte un hueco, para leerte despacio y sin prisa.

Un saludo, artista.

Beto dijo...

Te amo, no-esposa mía.

NANO dijo...

.:.

Es divertido leer los comentarios que generas...


.:.

Juan Antonio dijo...

Es que Jose es adorable.

Eso de que te has convertido en una mujer era broma, verdad? Jo.

Besos.

C. Chase dijo...

Hacía tiempo que no me pasaba. Muy bueno todo esto que has escupido.


Siempre nos quedarán las zorras tropezando, para creer en Dios o en el Big Bang o en la Coca-Cola.

Casi un Dios dijo...

no coinsido en eso de cazara las personas extremadamente felices.... ¿solo por que lo son?

Casi un Dios dijo...

o mejor dicho ¿solo por que lo somos?

soleá dijo...

El cante no es alegría, el cante es decí las penas que se llevan escondías