sábado, 13 de febrero de 2010

Otro de esos posts que deberían titularse de re varia

Tengo exámenes (sigo teniendo -desde que aprobé la última allá por 2008- cuatro asignaturas para terminar Filología Portuguesa) y voy del Piñeiro a la biblioteca de la facultad, de la biblioteca de la facultad al Piñeiro. Paso por casa para dormir y para perder el tiempo un rato, claro. Y para ducharme antes de ir al Piñeiro.

Ando terriblemente cansada y debo tener la anemia mucho peor que habitualmente. También, pese a que ando premenstrual y tomando mucha coca-cola y comiendo gofres (esta semana fueron dos y normalmente me como uno cada muchos meses/años -sólo me gustan con chocolate y helado y eso es de las cosas que un organismo normal sólo quiere cuando está de exámenes y premenstrual todo al mismo tiempo, que es el caso-), hace como un mes que me olvido inquietantemente de hacer comidas. Sólo si estoy en casa y no siempre. Suele ser, por tanto, la cena, pero no es la primera vez que es fin de semana y es la comida la que se me olvida. Obviamente (véase el ejemplo de los gofres) no es consciente pero no me gusta nada. Sobre todo porque luego son las seis y yo me pregunto por qué tengo tanta hambre si es tan temprano y, claro... es porque no he comido (algo de lo que me doy cuenta allá por las siete).

También ando más sensible de lo habitual (de lo habitual de estar premenstrual) para lo bueno y para lo malo. Por un lado lloro por todas las esquinas y estoy vehemente y melodramática y de un pesado que me dan ganas de darme las hostias yo en lugar de esperar a que los demás se cansen de aguantarme y decidan dármelas y, por otro, soy como una fuente inagotable de oooohs y aaawwws ante la noticia de que Javi y Mónica andan embarazados. Y cuando digo inagotable, quiero decir inagotable. Que parezco tonta o algo. No sé en qué momento lo de "fulanita está embarazada" ha pasado de ser respondido con un "joder qué putada" a con un "joder, qué guay", pero creo que me gusta el cambio. Y eso que me hacen mayor, los cabrones. Lo de tener sobrinos lo tenía asimilado, pero no lo de hijos de amigos. 2010 es bonito, aunque sólo sea por eso.

Para otras cosas, bueno... quiero creer que lo de andar llorando por las esquinas y afectadísima por cierto tema se debe a lo mal que se están portando mis hormonas este mes (mucho azúcar y pocas vitaminas, ya decía yo que eso no podía ser bueno) y no a que cierto tema realmente me importe porque, si me importa, voy apañada... En unos días se verá.

Además, hoy amanecí con la noticia de que se había muerto Georginho (George Harrison era el hamster), somos uno menos en casa. Vale que después de las plantas era el que menos circulaba por ella (las plantas, como están por todas partes, es como si circularan y la jaula de George lo mismo estaba en el estudio que en el salón) pero da penita. Era gris y tenía los ojos negros y grandes. De mayor quiero ser así. Vale, gris no. Pero siempre quise una rueda de las que tienen los hamsters y los ojos negros y grandes y bonitos.

Y estamos en carnaval pero yo no sólo tengo un examen el jueves sino que trabajo lunes y martes (que pensaba dedicar íntegros a estudiar mucho porque el examen es más que difícil aunque esté en pleno post-desahogo-general en lugar de con los apuntes -que están aquí a mi lado, claro; los apuntes no se separan de mí-), pero yo tengo un montón de sangre de mentira y cosas varias para pintarme más sangrienta aún. No me gusta nada disfrazarme, pero siempre me moló mucho lo de pintarme la cara no en modo maquillaje de niña mona (para eso no tengo paciencia) sino maquillaje de monstruo/zombie/vampiro/todas esas cosas que sí me hacen feliz. Bloody Meryone (versión deformada de Bloody Mary, no María Tudor sino la de la leyenda urbana de colegios mayores gringos*) sale a tomar la calle (bueno, eso es el plan, al final sólo tomaremos la casa de Iago, que es el verdugo de Yurema que será Ana Bolena semi-decapitada -hay gente a la que sí le gusta disfrazarse-; también tenemos a Elisa de china y al señor Coh de vampiro -como todo el año pero con colmillos- y a dos amigos suyos que a saber qué son) y a intentar tener mañana sólo la resaca justa para poder lamentarse pero también estudiar. La señorita disfrazada de Ana Bolena ha prometido muffins de colores para el previo y dado que la Xunta ha decidido no pagarme todavía el mes de enero, el ritmo de manhattans no puede ser el habitual (si es que llegamos al Hula, que la intención siempre es salir y siempre decidimos que el mundo exterior queda muuuuuuuy lejos).

Me voy a hacer la comida antes de que se me olvide. Sean buenos. No lloren por las esquinas y quédense embarazados para que yo pueda decir oh y aw. Por favor.



*No sé tampoco en qué momento ha sucedido pero sí, ya uso gringo con la misma naturalidad que órales.

9 never more:

Val dijo...

Anemia???



Annabel, se cuida menina!!!

descansa, cuida da saude!!!

bjos

pau dijo...

Mal te veo o, mejor, hecha un lío.
Es indispensable que comas, de no ser así llegarás a los exámenes sin el suficiente carburante y... ya sabes.

Morinakemi dijo...

mmm, esa es una vida clásica de estudiante presionado: el tener una alimentación insanamente Desbalanceada (oye! la coca-cola es como el revitalizante de los pobres) y comer pastelitos de chocolate, pero no te preocupes, tiene sus recompensas

por otra parte, me extrañaría mucho saber que un amigo querido tiene un hijo... ya sabes, se siente raro

tu texto tiene mucha 'jerga española' así que no entendí varias cosas, guay.

besos

urbanoyhumano dijo...

Pretencioso y vacío

Meryone dijo...

oh!! tengo otro amago de troll!!! tú no te vayas, por favor... hace tanto tiempo que quiero uno...

urbanoyhumano dijo...

Meryone. ¿Puedes conseguir su IP?
Mira por favor este enlace a mi blog.

http://urbanoyhumano.wordpress.com/2010/02/14/urbano-y-humano-si-sigue-solamente-comentara-con-el-perfil-de-wordpress/

ñoños dijo...

perdoooon por lo del tiempo, tambien las jodidas hormonas no me dejan en paz y creo que ando en la negación con una carpeta de admisión que no eh podido terminar del todo ToT. Malditas malditas hormonas. Eso y que las lecturas de ruinas comienzan a afectarme la cabeza o_O jeje. Eso y los hombres, que no se porque si yo dije que tenía una relación con mi pieza de este semestre y le sería fiel y me dedicaría enteramente a cosas de la escuela, dejo que los hombres me entren en la cabeza. Me la he pasado tragando porquerias

Creo que nunca he ido a ver las celebraciones del Carnaval, mmm sería bueno, a mi me gusta disfrazarme.

Espero que te vaya bien en el exámen mucha suerte.

Si tambien comienzas a decir "chido","guey", "chingar" en todas sus formas,"ahorita" a usar diminutivos para todo y a darle mil vueltas a las frases pa decir algo sencillo, pasas por mexicana jeje.

Saludines

CAT dijo...

y si, la babas de mi no se dió cuenta, y te comenté con la cuenta de mi grupo, da que mensa soy.

El comentarios de ñoños es mio

BLANCO dijo...

El mundo exterior, efectivemente, está muy lejos. Y con la lluvia, más lejos aún.
Hay pocas esquinas en mi nueva casa, ahora que lo pienso.