viernes, 20 de agosto de 2010

Erzsebeth

MUERTE POR AGUA


Está parado. Y está parado de
modo tan absoluto y definitivo
como si estuviese sentado.

W. GOMBROWICZ

El camino está nevado, y la sombría dama arrebujada en sus pieles dentro de la carroza se hastía. De repente formula el nombre de alguna muchacha de su séquito. Traen a la nombrada: la condesa la muerde frenética y le clava agujas. Poco después el cortejo abandona en la nieve a una joven herida y continúa viaje. Pero como vuelve a detenerse, la niña herida huye, es perseguida, apresada y reintroducida en la carroza, que prosigue andando aun cuando vuelve a detenerse pues la condesa acaba de pedir agua helada. Ahora la muchacha está desnuda y parada en la nieve. Es de noche. La rodea un círculo de antorchas sostenidas por lacayos impasibles. Vierten el agua sobre su cuerpo y el agua se vuelve hielo. (La condesa contempla desde el interior de la carroza). Hay un leve gesto final de la muchacha por acercarse más a las antorchas, de donde emana el único calor. Le arrojan más agua y ya se queda, para siempre de pie, erguida, muerta.


Alejandra Pizarnik, La condesa sangrienta

o

Valentine Penrose, idem


No vean, por piedad, por amor a la Bathory, a los psicópatas, a Caravaggio, al cine y a todo lo que quieran, la última adaptación (checa, de hace un par de años). No lo hagan. Perderán muchas horas de su vida, se cabrearán si amaban a Erzsebeth y extrañarán todas las torturas bonitas que le daban glamour; sólo verán una supuesta víctima de las envidias con una peluca terrible y sin ningún parecido a la condesa y se desesperarán esperando que empiece a desangrar chicas para manenerse blanquita y joven. También se tirarán de los pelos por la mala imitación de Guillermo de Baskerville y Adso de Melk en patines (rigurosamente cierto), la relación con Caravaggio (¿alguna noticia de que Caravaggio alguna vez haya pisado Hungría y/o se haya acostado con alguna mujer?), que la sangre de doncella fueran pétalos rojos (!) y lo malísima y aburrida que es en general.

Ahora las seiscientas doncellas gimen todavía más alto cuando alguien se acerca al castillo.



8 never more:

Gonzalo Amehc dijo...

coño, qué cambio visual, dan ganas de pasar página

molas, así que escribe, es casi como una responsabilidad, pero más bajita y rezungona

Juan Antonio dijo...

Niñita adorable, cambiaste todo y no me dijiste nada. Snif. Me gusta. Mucho. Todo lo que se refiere a Meryone es adorable. Te lo había dicho, verdad?

En cuanto al objeto de tu entrada, no veré, no, tanta infidelidad vergonzante. Malos todos!

Y te echo de menos.

Houellebecq dijo...

Me has recordado la última vez que regresé a mi blog y también le lavé la cara (o el diseño). Creo que es el deseo innato que llevamos encima de empezar de cero o de volver a nacer. Aunque seamos los mismos con la añadidura de una mayor sabiduría experiencial.
Me lo he pasado en grande con las crueldades en píldora de Alejndra P. Disculpa la referencia contemporánea y extemporánea pero esa tortura por congelación me ha hecho recordar la de cierta película de las muchas de Saw ( no te puedo decir el número porque todas me parecen ya iguales).
Y lo del cine checo... Pues me temo que soy de los que de todos modos, acabarán perdiendo su tiempo con la Bathory. El consejo de Valentine Penrose cae en saco roto y en friki completo.

Allegra Grey dijo...

Mi valentine Penrose lo tiene Noe (o eso espero) despues de vaciar el piso y que Iago la nombrase custodia de mis prestamos culturales..

Lo de la peli checa ni nombre tiene, madre mia, que dos horitas largas pase queriendo autodesollarme a la espera de un poco de sangre. Es tanto pedir? Una gota, una gota tan solo, perdida en el mar de dialogos tediosos del guion.

No tengas en cuenta lo ridiculo de mi puntuacion en este comentario, ya sabemos que los teclados ingleses estan hechos a medias.
Y por cierto,querida, me tienes en ascuas: ha llegado por fin el sobre gigantesco que te envie la semana pasada?

Me despido, que estan dando un Sherlok Holmes post-moderno en la BBC.
Un saludo desde tierras nortenhas.

Rosalía R. dijo...

Cuando vi que iban a estrenar la película me pometí que no la vería. Muy pocos directores se atreven con la sangre, primero porque en el cine que se etiqueta de verista queda mal y tiende a ser calificado d gore, y también por miedo al las reacciones del público..
me quedo con los textos de la Pizarnik, me pican los montajes teatrales... ya veremos.
¿Cómo va todo?

Abrazos malévolos :)

pau dijo...

Me has hecho buscar en la Wiki y aún me dura la conmoción.
Mejor no veo la peli, que por muy pasada por agua que sea, rompería mi delicada armonía.
Torturas bonitas, dices, que le daban glamour!!!
La leche!

pau dijo...

Amiga mía, estoy escribiendo un libraco -digo eso por el tamaño- y consume mi tiempo y algo más; de ahí que mis entradas sean más cortas y espaciadas.
Por descontado, mis exclamaciones son debidas, más al humor que a la realidad.

Un abrazo.

pituenti dijo...

rapaza,
mandeiche un correo (o mail que aparece no teu perfil)...
BICOS