viernes, 4 de mayo de 2012

Escala

El domingo estuve cuatro horas o cinco o ni recuerdo en Barcelona, en una escala de esas simpáticas donde te lleva todo el día cambiarte de ciudad y de país. Como tengo que hacer un trabajo para una asignatura bonita de Etnografía, estuve tomando notas y, pues os dejo por aquí la parte de las telegráficas, que tienen su gracia. O no. A mí es que me molan estas cosas. Y, qué coño, que quiero volver a dedicarme a bloggear y no lo estoy haciendo.

Cafetería. Gente come. Periódicos. Yo estudio. Gente habla. Comparan compras. Pasan. Niños. Padres. Avión ("mira, papá, es el nuestro"). Hora de comer. El chico sale a recoger cosas de las mesas. Hay quien deja la mesa recogida, hay quien no. Llamadas telefónicas ("ya estoy en X, mi avión sale a tal hora"). Gente que ha llegado al final del trayecto y busca su equipaje. Madres cambian bebés antes de subir al avión, diferencias entre pilotos, azafatas y etc y pasajeros en la seguridad al moverse por el aeropuerto, cantidad y capacidad de los bultos, etc. Silencio y ruido por zonas. Diferencia en las consumiciones según va avanzando la hora. Redistribución en el contenido de los bultos en el caso de llevar más de uno. Libros, móviles, portátiles, periódicos, revistas. Colas de embarque. Megafonía. Pasajeros con movilidad reducida. Zonas infantiles. Campamentos según la cantidad de pasajeros. Actividad de pasajeros satélites. Baño. Hay quien se maquilla, quien se lava, etc. Hablan o no. Hay quien duerme. Quien se aburre, quien se entretiene. MIrar por los ventanales. Haber organizado más o menos el tiempo en el aeropuerto. Concepción de la estancia como algo habitual o extraordinario. Mirar por la ventana, al periódico o a ambos. Gente con más o menos prisa. Los trabajadores del aeropuerto se van a comer y saludan a los que llegan. Otra vez diferencias de comportamiento con los viajeros. Motivos del viaje: placer, trabajo, estudios. Solos, en familia, en bloque. Equipo de fútbol, reunión de empresa. Hay gente que observa a otra gente (y no sólo yo). Azafatas, camareros, etc, hablando entre ellos mientras te cobran, te atienden, etc. Gente que deambula, gente que se instala, el que dormía se despierta. Gente que hace tiempo, que tiene prisa. Llegan las limpiadoras. Gente que camina por la cinta transportadora. Gente que se queda quieta. Otro equipo de fútbol. Uno de gimnasia rítmica, con los aros. Los equipos embarcan en bloque. Los pequeños hacen más ruido. Los entrenadores/acompañantes explican lo de apagar el móvil. HAN PERDIDO UNA PASAJERA DE MOVILIDAD REDUCIDA!!!!! ("seguro que ya ha embarcado"). Un señor sin billete (o algo así) con dos críos de unos tres años. No le dejan embarcar. Dos chicos han perdido su avión. Gente que se pone a la cola antes de empezar el embarque. Gente que se levanta del asiento cuando empieza a moverse la cola. Calzado. Idioma(s).

Y aquí embarqué, me dormí viendo el Mediterráneo y me desperté viendo el Zurichsee.

Lo que haga con estas notas telegráficas ya es cosa mía, claro.

4 never more:

Juan Antonio dijo...

A ver si nos centramos en lo que nos tenemos que centrar.

A mí me molan también esos apuntes incoherentes, inconexos.

Se te echa de menos por aquí, ya sabes.

Besos y profiteroles.

Sergio dijo...

Estoy de acuerdo en que los apuntes están bien pero no los veo nada inconexos. Puedo ver ese aeropuerto que he visitado más de una vez y a esa gente frenética que siempre es la misma aunque cambie. Esto en literatura es cámara rápida pero se entiende muy bien.

Señorita Demakrada dijo...

Que intenso!!, voy a respirar un poco. Y me quedo entre tus letras, un abrazo! :)

pau dijo...

¿Barcelona?
Tan lejos y tan cerca...
Es lo que tiene la red y a lo que nunca me acostumbraré.