lunes, 18 de agosto de 2008

Las Ophelias prometidas (o algunas, al menos)



(Dagnan-Bouveret)



(Hughes)



(Waterhouse)



(Waterhouse)



(Waterhouse)



(Millais)



(Cabanel)



(Watts)



(Wills)



(Lefebvre)

8 never more:

Alberto! dijo...

Ahora miro el borbotón de actualizaciones que te has marcado y te cuento.

Condolencias por lo del fotolog.

Alberto! dijo...

Estuvo bien la transición de Schiele a las Ophelias.
Ya te dije que el signo amarillo me encantó.

Pobre Folerpa que llora por que esta sola, que putilla.

Ya te aviso si voy esta semana.

Nadna dijo...

Sus deseos son órdenes (de cumplimiento placentero, todo sea dicho).

Me quedo (y qué manía de elegir, de priorizar, de escandir) con la de Waterhouse tendida en el prado.

Y la de Millais, claro, por razones obvias.

Sigo en el correo.

Un beso.

Houellebecq dijo...

Yo me quedo con la de Millais por recuerdos personales. Cada vez que íba a saquear la librería de un buen y paciente amigo mío de toda la vida pasaba por su cuarto dónde un poster que la reproduce lo decoraba. Relaciono esa Ofelia con mi amigo y con esos bonitos momentos dónde salía de su casa con dos bolsas cargadas de comics, libros y películas. Es difícil juzgar si me gusta tanto por su belleza. Tal vez estoy contaminado por la nostalgia pero es la que más me cautiva.

Galiceiro dijo...

Mery!!!

Cuando puedas mirate tu correo hotmail.

Ya verás ;)

La pequeña Delirio dijo...

Por la Posmodernidad!!!

http://reinohueco.blogspot.com/2008/06/where-wild-roses-grow.html


Y besos mil!!!!

Rubén Darío Carrero dijo...

Enamorado de cada una de ellas. El amor, sus formas, sus tecnicas, todo tuvo que inventarse en esta epoca.

Solo me que quedaré con este asombro!.

Gracias Meryone, me haces vivir a través de la belleza (permiteme la palabra): pura.

(Beso)

Juan Antonio dijo...

Maravillosas Ofelias. Todas tienen ese halo de heroína romántica. En los ojos de todas ellas habita el misterio.

Las que más me conmueven son las de Waterhouse y Millais.

Saludos.