viernes, 22 de agosto de 2008

Leda y el cisne (tengo un día de lo más decadente)

Buscaba, inocente de mí, una Leda para el fotolog. Una Leda vestida, que estoy harta de que me cierren. Y me encontré todas estas. Desnudas. Copulando o a puntito de hacerlo con un cisne. Y, como siempre, pa'l blog. Para darle la razón a Alberto.



(Leonardo da Vinci)



(Tintoretto)



(Rubens)



(Cézanne)



(Dalí)



(Atribuida a Rossetti)



(Clésinger)

Y otras:







4 never more:

Houellebecq dijo...

En el apartado de otras, la segunda de arriba hacia abajo es impactante. No sé si te la admitirían ni en el pornotube. De todas formas yo las incluiría en cualquier lugar. Si es que cuando veo estas cosas tengo sensación de pérdida. Como que me falta tiempo en esta vida para ver todo lo que tengo que ver "in situ". Por cierto... ¿Cómo es que Zeus no eligió un animal con mejores atributos para montárselo con Leda? ¿Era para que los artistas creasen imágenes tan bonitas como estas?
Besos

S. dijo...

Alguna vez leí alguna reflexión sobre esta metamorfosis de Zeus. Sobre como los cisnes son de las aves más feroces (o no recuerdo el adjetivo adecuado con el que lo referiría) a pesar de su majestuosidad. O quizá debido a ello.
Siempre deseé tener alguna clase de mínimo talento plástico y definitivamente un motivo que no se me habría escapado habría sido alguna representación (aunque mala) de Leda en dicho episodio. Me encanta.

Me he apuntado la antología surrealista, no te comenté más, pero creo que si será difícil conseguirla por acá. Para mi clase de literatura brasileña tuvimos que leer varios textos en portugués así que diría que mi comprensión no está del todo mal, pero necesitaría buscar más.

Últimamente el tiempo no me alcanza para vivir lo suficiente. Llevo un par de semanas de clase y ya me siento agotada. Oh.
Espero que de tu lado del mundo todo pinte bien.
Bicos.

Juan Antonio dijo...

Un tema con infinitas posibilidades. Desde la espiritualidad arcangélica hasta la sensualidad más dolorosa.

Saludos.

jess dijo...

Cuando era niña, ví una película acerca de la manera en que una madrastra embruja a los hijos de su esposo, y los convierte en cisnes.
La hermana, que alcanzó a huír al embrujo, podía romper la maldición si tejía suéteres para cada uno de ellos, y durante el tiempo en que los cosía, no pronunciaba una sola palabra.

Interesantes y sugestivas imágenes!!
Abrazos!!!