viernes, 9 de enero de 2009

Tan sólo una lágrima y tu aullido (Ecce Ancilla Domini)




El lamento de José de Arimatea

No soporto la voz humana,
mujer, tapa los gritos del
mercado y que no vuelva
a nosotros la memoria del
hijo que nació de tu vientre.

No hay más corona de
espinas que los recuerdos
que se clavan en la carne
y hacen aullar como
aullaban
en el Gólgota los dos ladrones.
Mujer,
no te arrodilles más ante
tu hijo muerto.
Bésame en los labios
como nunca hiciste
y olvida el nombre
maldito de
Jesucristo.

Así arderá tu cuerpo
y del Sabbath quedará
tan sólo una lágrima
y tu aullido.

Leopoldo María Panero


Voy de prerrafaelista en prerrafaelista y tiro porque me toca. Siempre.

La entrada la puse tal cual en el fotolog. No recuerdo en cuál. Pero la recordé, me había gustado, la retomo. Panero queda bien con Rossetti. Incluso con el Ecce Ancilla Domini. Mejor con el Ecce Ancilla Domini. Mejor cuando la imagen es un ángel y quien habla es José de Arimatea (al que tengo cierto aprecio por esto de que guardó el grial y permitió el que algún día, dios mediante, será mi tema de tesis, si logro hacer el puto TIT). Mejor cuando sientes que la niña asustada algún día crecerá, mejor cuando los mitos se reinterpretan.

El Ecce Ancilla Domini (no sé cómo va vuestro latín ni vuestra mitología judeocristiana, pero significa "He aquí la esclava del Señor" y viene siendo cuando viene el ángel y le cuenta que va a tener una criatura, que la criatura es de su dios y que le tiene que poner el nombre que a papá -dios- le da la gana) es de los primerísimos cuadros de Rossetti y se nota. Se nota mucho.

Rossetti me gusta por la seguridad de sus mujeres. De las otras. Seguridad en lo que sea. Incluso la pobre Lizzie con el láudano está segura. Están tristes, pero seguras. La cría esta está acojonada. Lógico. Llega el ángel, le da el lirio, le cuenta que está preñada...

Y no entiendo de pintura, pero sí algo de simbolismos. Poco. Pero soy de medieval y me gusta el XIX. Lo suficiente como para saber cómo interpretaban la Edad Media, el llamado revival victoriano y demás. No hay demasiados medievalistas a los que les guste el XIX (sí al revés), precisamente porque es probable que, de todos, el siglo XIX fuera (y vivimos en este) el que peor entendió la Edad Media. También el que más la admiró, el que empezó a sacarla de su oscuridad (ja!), el que quiso imitarla. El que tenía tan ni puta idea de qué iba el asunto como tenían los medievales de la época clásica. Ni más ni menos. Nada más medieval y menos científico. Y casi nada ha producido tanta belleza, tampoco. La propia Edad Media tal vez.

La mención a la Edad Media viene al caso. Por el cuadro, por el movimiento, por la temática del amigo Rossetti y los demás. Porque se llamaban (se hacían llamar) prerrafaelistas o prerrafaelitas por algo. Y, además del estilo, de no saber hacer frescos, de la intención, recrearon mucho mucho el universo artúrico. Que es lo mío, así que os garantizo que de eso sí sé. Mucho. Además, de la parte más freak y más bonita, la de los romans en verso. Caballeros que contemplan sangre de un pájaro en la nieve y piensan en los colores del rostro de la dama y cursiladas por el estilo. Con la salvedad de que eran los primeros en ser cursis. Y no eran cursis, eran corteses. ¿De dónde viene cursi? ¡Filólogos, a mí!

Venía al caso, repito, porque ahora ya estaba emocionándome con Arturito (rey más soso, joder!) y sus muchachos y sus historias y sus caballeros cortados por la mitad de una sola estocada. Caballeros malos y ajenos, claro. Antes de que se dedicara a redimir a todo aquel que fuera malo y pasara por allí, antes de enterarse de su mujer con su amigo. Y paro, que en serio me emociono.

El lirio simboliza muchas cosas, pero es símbolo de pureza. Entonces, ahora y siempre. La niña se supone es virgen, se supone ha sido fecundada por el espíritu santo, ha sido escogida por su pureza bla, bla, bla. El ángel no tiene sexo, también es puro. Y le da el lirio. Pero la cría es pelirroja. Y para esta gente (esta gente que no sabía hacer frescos pero sí cuadros maravillosos), ser pelirroja era símbolo de voluptuosidad. Mucha.

Y todo esto viene a que yo sí veo la relación entre el cuadro y el texto. No sólo porque en los dos aparece la madre del hijo de ese dios (qué lío!), sino porque Rossetti no nos pinta del todo una virgen (con minúscula) ingenua y asustada. Asustada sí, repito. Mucho. Asustada y voluptuosa.

¿Es tan difícil verla triste y voluptuosa treinta años después?

19 never more:

terry dijo...

Meryone, a la edad media no se le puede negar su atractivo, lo que vino a continuación, bien podria ser una regresión o progresion, pero puestos ha elegir, la Grecia clásica fué precursora de nuestra divergente historia, de la edad media, caballeros que apenas sabian leer, flaco favor para la villania, te lo dice este friki que no aspira a nada mas.

Saludos.

terry dijo...

Meryone, a la edad media no se le puede negar su atractivo, lo que vino a continuación, bien podria ser una regresión o progresion, pero puestos ha elegir, la Grecia clásica fué precursora de nuestra divergente historia, de la edad media, caballeros que apenas sabian leer, flaco favor para la villania, te lo dice este friki que no aspira a nada mas.

Saludos.

C. Chase dijo...

Sí, sí, se me olvidó, jaja. Es lo que tiene ir a Santiago, donde tú salías todos los días en primero.

http://www.fotolog.com/cowboychase/58242375


Gracias por el halago.

No tengo cafetera propia, pero tengo una máquina en el pasillo de la primera planta que me da el café por cincuenta céntimos. Tiene cierto encanto decadente.

Juan Antonio dijo...

Pelirroja, asustada y voluptuosa. Bien. Panero y Rossetti. Bien.

Aunque eres mala, que lo eres (y me encanta), se te perdona porque luego haces estas cosas. Y tienes un reno.

Besos.

utopía dijo...

Me encanta leerte así tan apasionada con tus más motivadoras creaciones.
Un artículo de literatura comparada en toda regla, con humor y sorpresas. Me encanta.
Eres una sabia prefalaelista
muy lista.
Besos, buena niña mala.

Casi un Dios dijo...

a mi me encanta la edad media, eso de las espadas, guerras, golpes, conflictos....a pesar de que soy una persona pacífica-

Casi un Dios dijo...

pero debo admitir, que aunque no es la mejor epoca que hemos pasado, si es sensacional leerte.-

Elaine dijo...

Não entendi nada do texto!:(
Estou cada vez pior no espanhol(risos)
Falas de autores que não conheço!:(
Mas adorei a imagem ...Muito linda a pintura!
Como vais??
E os gatos...ainda no telhado??(risos)

Carinhos em folerpa e george!

Um maravilhoso fim de semana!

Um grande beijo!
Elaine

una tal Elihanna dijo...

sirve de mucho porque ya he conseguido piso en barcelona

y pronto

a volar

y volar

:)


la mirada profunda al lirio es lo que puede hacerme salir una lágrima

Juan Antonio dijo...

Proteico, ma non troppo.

Te has asustado de verdad?

Besos.

Juan Antonio dijo...

Ay, donceles del mundo... que se hizo de ellos?

Gobernados por un dios mentecato y gélido, tal vez muertos o insensibles (eso es mucho peor, creo).

Ay.

P.S. Te cruzaste con Carol?

una tal Elihanna dijo...

que guay! esa es una expresión tan de ustedes, que me encanta, como esta, tan nuestra, CHE! meryone! estoy segura de que nos cruzaremos del otro lado del atlántico, yo invito la cerveza y vos ponés la tonada española, esa Z que no para de sonar palabra tras palabra :) jajaja

bueno, es una laaaaaarga historia, pero este año he acabao mis estudios, se podría decir que ya soy toda una directora de cine y t.v queriendose especializar en guión claro y queriendo no hacer nada de t.v ja!.
Amo buenos aires y es precioso, como Borges muy bien ha sabido decirlo, pero hace rato que sé que tengo y quiero alejarme un poco de él, respirar otros aires porque los aires de aquí me han asesinado un par de veces.
por varias razones he elegido Barcelona y todo el año he andado de trabajo en trabajo para poder ahorrar, ahora ya tengo pasaje, exactamente el 22 de febrero abandono mis tierras para recorrer unas nuevas.
mira, acá la moneda se llama PESO, y para poder comprar UN EURO, una persona tiene que poner casi 5PESOS así que para poder ahorrar imaginate que el esfuerzo era cinco veces mas grande de lo normal.
ahora he recibido un buen llamado teléfonico de un primo que vive en Barcelona hace 9 años y parece que tengo piso desde marzo a mayo asegurado y creo (digo creo porque nada será seguro hasta que no esté allá y vea que existe y que no) que empezaré trabajando con una banda, haciendole las visuales claro,
toda una aventura, pero saltaré por la ventana... sin dudarlo.

PD; suena preciosa tu ciudad

una tal Elihanna dijo...

de hecho tu ciudad me recuerda a la provincia donde vive mi madre, llamada Entre Rios (porque esá entre cinco ríos) y se encuentra a 400 kilómetros de Buenos Aires. sin metros, sin ruidos, con mucho verde y agua por donde mires.

Sr.Libelula dijo...

Pues nunca oí hablar a este cuervo, pero sé que intenta sacarte los ojos si tienes miedo, así que es mejor no tenerlo, porque ni siquiera disimulándolo funciona, el cuervo lo adivina, vuela hacia ti y te pica, vaya si te pica.

Por otro lado, casi se me quema la comida por estar leyendo este blog, no digo más.

Un beso y hasta pronto, porque sé que me iré pasando por aquí (¡te gusta la música medieval, la gallega-folk y lo mejorcito de Herman Hesse!)

Juan Antonio dijo...

Sí, ya recuerdo, Carol.

Beso.

Srta. Pelo dijo...

Siempre bien interesante tu espacio, lleno de cultura y de arte.

Un abrazo fuerte Maryone, aquí andamos :)

Adrahel dijo...

Esto va en respuesta a tu grito de "¡Filólogos a mí!". Ya decía yo el otro día que me había estremecido por alguna razón...
La palabra "cursi" procede, hasta donde yo sé, de la curiosa jerga
que se implantó en el Madrid de mediados del XIX y que consistía en darle la vuelta a las sílabas de las palabras para burlarse de los no-madrileños que llegaban a la capital a trabajar (lecturas histórico-anarco-sindicalistas otro día)
El caso es que los jóvenes diletantes madrileños (que alguno quedará), la tomaron con las dos hijas del famoso sastre Sicur, hombre de gran inventiva pero dudoso gusto que adaptaba y versionaba la moda parisina añadiendo cintas, rasos, lazos y tiñiéndolo todo de horrible rosa bebé y azul pastel. Las hijas del creador lucían orgullosas las creaciones de papá, ufanándose de estar a la última, pero los demás comenzaron a identificar el nombre al revés del sastre con una persona que presume de fina, elegante y refinada sin serlo.(La definición es del María Moliner)
Y no me preguntes como lo sé o entraremos en una diatriba similar a la discusión sobre el color de las mesas del Hula.
Post scriptum: y siento lo de las tragedias áticas y tebanas.
Bicos.

Meryone dijo...

Gracias, Mery!

(si yo soy Mery con e, tú también)

Ulyanov dijo...

Siempre me han encantado los prerrafaelitas. Tu blog ha sido todo un descubrimiento.
Un saludo.