jueves, 5 de febrero de 2009

Lizzie. Y mi día de mierda. Y más...





Dead Love

Oh never weep for love that’s dead
Since love is seldom true
But changes his fashion from blue to red,
From brightest red to blue,
And love was born to an early death
And is so seldom true.

Then harbour no smile on your bonny face
To win the deepest sigh.
The fairest words on truest lips
Pass on and surely die,
And you will stand alone, my dear,
When wintry winds draw nigh.

Sweet, never weep for what cannot be,
For this God has not given.
If the merest dream of love were true
Then, sweet, we should be in heaven,
And this is only earth, my dear,
Where true love is not given.

Elizabeth Eleanor Siddal



Llevo un día de mierda.

La imagen, la Ophelia de Millais. Que sé que la puse varias veces, pero me apetecía más poner esta Lizzie que una de las muchísimas que pintó su marido, el bueno de Rossetti. El amor no existe, claro que no. Lástima que Ophelia no lo supiera y que Lizzie no supiera aplicarse el cuento.

No, el amor es lo único que no tienen nada que ver con mi día de mierda. Era lo que me faltaba. Tuve un día de mierda por cosas bastante más importantes. El amor, que no es cierto, murió hace ya casi un año. Lo he dicho varias veces y lo repito: no me vuelve a coger viva.

Y sin embargo, sigue siendo un poco la historia del clavo de Rosalía. Estoy mejor, pero me falta algo.

Y sí, cuando parecía que el día sólo había tenido una gran putada y todavía no se sabía que se había ido a pique, fui a buscarlo. No para recuperar el clavo, claro que no. El clavo no vuelve, vive dios que no!

La Edad Media y la literatura artúrica me han hecho mucho daño. Sin duda. Y la lady of Shalott de Waterhouse que se parece o se parecía a mí, también. ¿No podía ser cualquier otro personaje, hostia?

No, no me suicidaré por amor. Ni pienso volver a tener nada que ver con él. Sin embargo, como invento literario, como entelequia, como mitología, como concepto abstracto, siempre me parecerá sublime. La Edad Media me ha hecho mucho daño, pero también me cambió la vida. Y cambió el pensamiento occidental. Tanto que ahora la gente se cree que existe el amor.

Sería terrible vivir sin trovadores, sin Dante, sin Chrétien. Sin Petrarca. Sin doncellas que piden dones a caballeros. Sin tronos que se ocupen sacando una espada de una piedra. Sin caballeros malos a los que los buenos venzan cortándolos por la mitad. Sin autómatas, sin anillos que te vuelvan invisible, sin reinos subacuáticos donde el tiempo corre de otra manera.

Puede que no haya sido el mejor día para decidirlo, pero realmente quiero ponerme con el TIT. Guinglain, la Insula Dorada, Blonde Esmerée y una serpiente muy grande me esperan.

Y sí, hoy fue un día muy largo que terminó en un llanto más largo todavía por la tontería más tonta. Pero todo el día intenté ver lo positivo o lo relativo de la situación. De las situaciones, que fueron muchas. Claro, tanto lo intenté que la tontería más tonta me hizo llorar por fin lo que tenía que haber llorado desde el principio, desde el hecho de quedarme en blanco en medio de un examen de una asignatura que estoy harta de saberme.

Y eso fue sólo el principio.

13 never more:

Nimúe dijo...

(((abrazo)))

Juanje dijo...

Se te quiere Meryone! Puedes unirte conmigo a la plataforma "que se vaya a la mierda esta semana", que yo anto también que no levanto cabeza!

Para lo que quieras eh?

Un besote enorme!

Nébula dijo...

está siendo una semana de mierda para todo el personal :_

si pudiera, lloraría, pero ando escasa de nudos en la garganta :S

Besos animistas .*

maloles dijo...

Mujer, lo siento muchísimo!
Si te consuela, yo he suspendido mi primer exámen de la Universidad; y además soy de las pocas que no usó chuletas y se lo sabía bien.
Pero un "mente en blanco" es una de las mayores putadas; que impotencia. Mira, ahora ya qué se le va a hacer. Tú tranquila, que habrá otra oportunicas; te lo digo en serio, no por decir. Yo ayer me deprimí mucho (nunca había suspendido nada), pero al final me dí cuenta de que ... yo sabía que me lo sabía (valga la redundancia) y eso es lo importante; y tendré otra oportunidad para demostrarlo.

¿Un mal día? Eso es insalvable, al menos mientras dura; pero piensa que son 24 horas pasajeras... El llanto es purificante, lo limpia todo a su paso; así que hoy (o mañana hablando de ayer xD) todo estará limpio y sin malos días.

Y... ¿qué haríamos sin amor? ¿Sin pensar en él de forma platónica? ¿Sin desearlo y rechazarlo? ¿Sin sumarlo a nuestras pasiones; y contraponerlo a libertad, y demás...?

muas!

Ulyanov dijo...

Estoy muy de acuerdo con las personas que han comentado anteriormente. Respecto al amor... es como la épica. O para seguir con tu metáfora, como el Graal. Quizá, igual que Guinglain, no dejan de ser bellos desconocidos, en cierto sentido.
Hay días muy muy malos. Lo único que puedo decirte es lo mismo que escribió Beaujeu: "Dormir et la nuit reposer". Intenta descansar, simplemente. Un beso enorme, y todos mis ánimos.

Juan Antonio dijo...

Criatura artúrica, tus razones son elocuentes y apasionadas. Y melodramáticas también. Eso me place.

Una patraña es el amor, claro. Cosas de trovadores. Y qué sería de nos sin esas ficciones.

Te había dicho que adoro a Folerpa? Incluso cuando se porta mal. (Bueno, entonces, más aún.)

Besos.

G dijo...

Schiele, Munch, Wyeth, Bergman... qué lindo blog, voy a seguir espiando. Saludos!

MarianaFloris dijo...

Cuanto me agrada leer lo bien que relatas hasta, precisamente, "un día de mierda" (sublime en mi opinión). Y comparto contigo: esta viene siendo una semana de mierda para mí, así que vamos, ale !!!!, que se termine.....
y el exámen preséntalo nuevamente..."lo que no te mata te hace más fuerte", ¿este lo conocías?. Un beso enorme y ánimo !!! (para ambas). Beso.

Meryone dijo...

por cierto: mientras yo no lo sabía y me debatía con mi día de mierda, murió lux interior

aunque a mi golem le resultó indiferente las doscientas veces que me lamenté por ello

mañana os visito

a todos

fuck! y eso no es por vosotros, es por lux interior, por todo

fuck, repito

Martina Garea dijo...

Leyéndote me doy cuenta de que sé tan poco de Edad Media como de jardinería japonesa.

Martina Garea dijo...

Sí, en este momento me parece un coñazo ya sólo por lo que me quemaron el año pasado con las putas cantigas. Todo eso.

La verdad es que en teoría no debería, pero sí estoy con exámenes. Siempre estoy con exámenes, aunque sean una parida. Nunca los he tenido concentrados, todo lo contrario, están repartidos de tal manera que es rara la semana que no tenga alguno. Ya sabes, a la mierda.

Me encanta tocarme los cojones en casa los viernes por la tarde después de una semana más viviendo.

jess dijo...

Por acá decimos que esos días "nos hemos levantado con el pie izquierdo."

Sabes? Yo defiendo la idea de que todos tenemos dos grandes amores en la vida, uno ideal, y otro real.

Pero odio a Walt Disney por traumar a miles de niñas con la idea estúpida de su amor de habitantes de bosques convertidas en princesas de ciudades...

Mi amor ideal está a 13,300 km de distancia.... el real... igual y nunca llega.

Un fuerte abrazo linda!
ánimo! la mejor parte de esos días horribles, es que al anochecer terminan.
;)

Tara dijo...

el llanto es como el aguacero: una vez pasado, el cielo se abre de nuevo...

si no te parece mal, me subieré a Steinbeck al terrao, quiero a merlin para conjurarme las estrellas!!