viernes, 27 de marzo de 2009

Drummond de Andrade y un par de cosas más

Amor é bicho instruído
Olha: o amor pulou o muro
o amor subiu na árvore
em tempo de se estrepar.
Pronto, o amor se estrepou.
Daqui estou vendo o sangue
que escorre do corpo andrógino.
Essa ferida, meu bem
às vezes não sara nunca
às vezes sara amanhã.

Carlos Drummond de Andrade


Hace poco estuve un par de veces con el ser de quien estuve enamorada cuatro años (platónica y estúpidamente) y la herida está más que curada. Poco antes le había comentado a una amiga que no lo vivió en el momento el cómo y el por qué del fin del platonismo. Lo conté como podría contar el argumento de una novela o una película mínimamente entretenida pero que no me hubiera emocionado especialmente. Como podría contar qué me estuvo contando alguien a quien las dos hacía tiempo que no veíamos. Todo pasa y todo queda, pero lo de algunos es pasar, efectivamente. Lo mío, por ejemplo.

Se casa mi gran amor de adolescencia (y a veces pasa por aquí y lee, así que hasta puede saludar si gusta) y tengo que verlo para recoger la invitación. Y putearlo con el tema, claro. Como lo puteo cada vez que le digo que no me explico qué es lo que tiene para que yo estuviera tan enamorada de él como lo estuve. Y no es que no le adore ni que no considere que es un nené encantador, él lo sabe. Lo adoro por y pese al hecho de haber sido mi gran amor de adolescencia. Lo adoraba antes, entonces y lo adoro ahora. Claro. Como tienen que ser las cosas. Además, estoy deseando verlo. Tanto con caña delante como disfrazado de novio. Y salir a celebrar que se casó.

Y yo, que no quiero casarme en absoluto (ni siquiera convivir, seamos serios), llevo toda la semana diciendo que, si algún día me caso, haré la lista de bodas con Moleiro, que tenía una exposición en el congreso y con cuyos amagos de catálogos, cuando venían en las revistas, forraba los libros cuando estaba en el instituto. No todos, no siempre, pero lo hacía. Y la carpeta naranja y transparente que me dieron con la matrícula de primero, el año de la LOU. Y las paredes de la residencia, cuando todavía se podía y yo vivía en ella. Ahora está el armario lleno de fotos de códices bonitos y de los márgenes florales de las Grandes Horas de Ana de Bretaña. Y a quien sea más freak que yo y me recuerde que no es medieval, decirle que ya lo sé. Por cierto, ese "sólo" cuesta ocho mil euros. Creo que voy a convencer a Jose, o sea, mi no-novio, para hacer una no-boda. Si no le gustan los facsímiles, que se aguante.

Jose, ¿quieres no-casarte conmigo?

¿A alguien le sobran ocho mil euros para hacerme un regalo de cumpleaños?

Si a alguien le sobran veinte mil, el que sí ha sido siempre el sueño de mi vida es La Biblia de San Luis. Mi tutor me puteó tremendamente cuando le dije que quería casarme para que me regalaran un libro con dibujos. ¡Pero es que es tan bonita!

¿En qué encaja todo esto? En que se acabó el amor, cada día puedo confirmarlo un poquito más, y en que mi gran amor siempre han sido los libros. Y que para qué complicarse la vida si una puede soñar tener veinte mil euros (y unos cuantos más, para que no se note la pérdida) y comprarse el facsímil de una biblia que tuvo un rey con muy buen gusto.

Además, hace mucho que no veo un varón heterosexual interesante. Desventajas de las ciudades pequeñas de provincias.






20 never more:

Meryone dijo...

¡Perdón!

Jose es un varón heterosexual interesante, pero es algo así como que "ya es mi varón heterosexual interesante" y entonces no tiene gracia. Además, sigue no-siendo-mi-novio, pese a la cantidad de equívocos que podemos llegar a despertar consciente o inconscientemente.

Tengo ganas de ver a Jose... (y de proponerle la no-boda)

Elaine Crespo dijo...

Não entendi bem o texto!
Alguem que você amou vai casar com sua amiga!??

A poesia belíssima!

Bem Você fala em livros como grande amor de sua vida! Pelo menos eles são mais sinceros do que estes gatos de telhado!!(risos) Estou certa??

Um Final de semana Lindo!

Beijinhos em Folerpa e George!

Um Grande beijo para você!!

Elaine

Casi un Dios dijo...

no hablo mas que ingles... creo que voy a deprimirme y lloraré abrazado a mis rodillas bajo la regadera por que no entiendo la mayoria....

Meryone dijo...

nao, é um amigo que eu amei e casa. mas nao com uma amiga minha

podia ser com uma amiga minha, que eu nao me importaria (risos)

Juan Antonio dijo...

Se acabó el amor.

Meryone...

Juan Antonio dijo...

Finis gloriae mundi.

Comtessa d´Angeville dijo...

viva el amor!!! Yo estos días en La Vila pude certificar oficialmente la muerte definitiva de mi gran amor de todos los tiempos, léase mi EX con mayúsculas... y corroborar (aunque esos días los pasé con un amiguito encantador) que sí, que lo que siento hacia otro de quien no se puede decir demasiado, es Amor... Amor del de verdad... y menos mal que me largo

Mar dijo...

En este caso, es peor enamorarse del arte que de un caballero heterosexual.

El arte hecha cuadros es muy cara.
Los hombres por lo general, no tanto.

Juan Antonio dijo...

Meryone, he visitado un sitio llamado two halfs (lo tienes en el lado de acá). Hay algo de música (léase "Vil"). Paréceme que ha de ser curioso cuando menos.

Besos con profiteroles.

Juan Antonio dijo...

Meryone, he visitado un sitio llamado two halfs (lo tienes en el lado de acá). Hay algo de música (léase "Vil"). Paréceme que ha de ser curioso cuando menos.

Besos con profiteroles.

jess dijo...

Ya somos dos las pueblerinas que vemos con tristeza la carestía de hombres heteros interesantes......

Lo bueno es que....
"Siempre nos quedará París"
=P

20 mil euros?!?!?!
Santa cachucha!!!
Yo con esa lana me retiro desde ahorita a vivir a las montañas y esperar mi muerte =D

Abrazos efusivos para mi musa!

Houellebecq dijo...

No te explicas qué es lo que tiene para haberte parecido tan especial. Esa es una formulación falsa que nos hacemos todos. Nadie tiene nada especial para que nos enamoremos de él o de ella. Somos nosotros los que no sentimos de un modo especial durante un periodo de tiempo determinado frente a la persona de turno que pasaba por allí y que se convierte en nuestro amor platónico. Y a partir de ahí todo lo que haga esa persona parece bendecido por nuestra irreal manera de ver el mundo. Sí es cierto que hay ciertas personas que nos parecen objetivamente grandes. Pero seguro que no son grandes para todo el mundo y su grandeza pasa desapercibida para otras. A Silvina Ocampo, he leído, Borges sólo le parecía el pelmazo que siempre íba a comer a su casa con Bioy. Yo no hubiese tenido inconveniente en tenerlo cada día comiendo en casa. En fín, que divago. Haces bien en no enamorarte. Por más que si tiene que volver a suceder no podrás evitarlo. Besos.

Nébula dijo...

Dudo de que el amor tuviera algún comienzo, fuera del cine y la literatura :_
La última frase me hizo sonreir amargamente, porque es como si la hubiera escrito yo, snif snif...

Tiene usted un premio en mi blog buajajajaja n_n

besos retornados .^

NeWsHiT dijo...

Lainvitación te va a encantar y la boda va a ser cuando menos interesante. No sélo que va a pasar...

Ulyanov dijo...

Yo tuve Moleiros en mi boda. Y fueron los regalos más especiales, desde luego. Así que te entiendo muy bien, y alabo tu buen gusto, tanto en relación al arte como en relación a los caballeros heterosexuales... Es curioso lo que has dicho respecto a adorarlo en el presente por lo que significó en el pasado. Me ha hecho pensar mucho...
Un gran beso.
Yo usaba -bien recortadas y plastificadas- las ilustraciones de los catálogos de Moleiro como marcapáginas :)
Un beso muy grande.
Si alguna vez llego a ser asquerosamente rico, te regalo los tres Moleiros que elijas. Considéralo un contrato! :)
Muacks

Tara dijo...

imagino que la pasta la pides a fondo perdido, no?
pues entonces, y conociendo a Moleiro, yo te la dejo por las horas de Ana...
miraré si la familia Marisca nos puede hacer el favor de ocho mil euros... te mantendré informada.

por cierto, ayer por la tarde e invitada también por Moleiro, fui al salón de anticuarios de Barcinona pero no me entretuve demasiado con los libros, me dediqué más al tema furniture, ¡qué le vamos a hacer!

CAT dijo...

No boda jeje, la verdad a mi lo que me gusta de las bodas son los vestidos, tengo fijación con ello :S, pero la verdad prefiero rentar uno y fotografiarme en el antes de casarme solo por el pinche vestido jeje
AAA eso de ver personas interesante pues yo no me quejo, de haber muchos humanos iteresantes a mi vista quelos hay, uno en particular desde mi cumpleaños, el gran problema es que las personas que me parecen interesantes rara vez (si no es que nunca) corresponden la intensión, parece que tengo un mal karma en el asunto, o no les gustan las mujeres, o les gustan las mujeres pero pechugonas, o anorexicas, o de pelo verde natural o todo junto, o repentinamente deciden hacer voto de celibato y entregarse a la vida religiosa, o tienen novia, o les gusta una amiga mía y me piden que se las presente, etc etc etc. Así que ya te imaginaras.
AAA esos amores platónicos, el mio de la infancia es una loca descarada y se volvió muy buen amigo, con el de los tiempos de la primera carrera no tuve tanta suerte, el hombre se infló como ez globo despues de que se enteró y me sacó con una patada de su vida, con el argumento de que no me hablaba por mi bien, disque para que no me confundiera, mira tu que considerado el hombre, aaa pero en fin.

Con respecto a la persona que en estos últimos días me quita el sueño, pues la verdad yo que más quisiera que pasara de algo platónico, pero mis experiencias anteriores me han dejado medio amargosita y no permiten tener una actitud optimista al respecto.

Por cierto si por azares del destino alguna vez llega a mis manos para restauran una de esas biblias prometo avisarte para que huyamos con ella jajaja

Saludos

CAT dijo...

Por cierto tienes algunaidea sobrelas momias de las cienagas en dinamarca? Parece que tienen algo que ver co rituales de sacrificio germánico, pero ya no se, estoy un poco confundida al respecto, ¿los celtas que tipo de pueblo son? :(

Erick dijo...

Caray, este escrito tuyo me ha traído tantos recuerdos, tantas sensaciones...

Moleiro! Si yo pudiera, también solicitaría sus faccímiles como regalo de bodas, cumpleaños, nacimiento o cualquiera otra ocasión. Yo le tenía el ojo puesto al libro del caballero Zifar. Porque aunque menos especializado que tú, también soy enamorado de la andante caballería. Pero prefiero a Tristán sobre cualquier otro.

Pero como Moleiro es muy caro... y más ahora con la crisis y la devaluación del Peso frente al Euro; creo que no me llegará ni uno. Eso sí, tengo mi faccímil del Libro de Horas de Carlos V, por una editorial un poco menos exclusiva. Recuerdo de Madrid.

Erick dijo...

Bueno, debo confesar que alguna vez estuve a punto de comprar un Moleiro, costaba unos tres mil euros, según me acuerdo, pero preferí comprarme un auto... Aún no me decido a creer que hice lo correcto...

Del Zifar tengo un par de páginas de las que mandan a domicilio con catálogos y publicidad y sí, ya tiene un buen rato agotado. Pero como me exilié de la página de Moleiro para no caer en tentación, no me había enterado del libro de arte. Quizá me regale ese gustito un día de estos, al fin que dan facilidades de pago.

El libro de Carlos Quinto, es de una editorial llamada "Club Bibliófilo Versol" y no está nada mal. Me lo encontré en el palacio real de Madrid, una especie de placebo para mi obsesión con los Moleiro, bastante más accesible éstos últimos, pero sin la calidad de "cuasi-original". No tiene oro ni está artificialmente envejecido para parecer medieval y, caray, eso se extraña. Pero acá, en el Nuevo Continente, es la sensación, la reliquia paleográfica. Me da pena decir cuanto costó, pero digamos que con veinte o treinta Versoles y un cupón te dan un Moleiro.

Esos portugueses, un día iré a visitarlos también y me haré de faccímiles baratos. Nomás que baje de precio el Euro porque las devaluaciones y las crisis me han arruinado mis planes los últimos tres años...

Y de la no-boda, ¿ya tienes un no-prometido? Ojalá se no-casen y sean no-muyfelicesparasiempre!