miércoles, 6 de mayo de 2009

Nunca está de mal releer el Prefacio a El retrato de Dorian Gray.

Ayer decía que prefiero que las canciones hablen de política a que hablen de amor. Pues opino que la literatura puede y debe hablar de lo que quiera. Pero que hable bien, por favor. No creo que el arte tenga que ser inútil, pero sí que mucho de lo que es útil no es arte. Y no pasa nada. Ni porque el arte sea inútil ni porque lo útil no sea artístico. Ni siquiera se puede leer, escuchar o contemplar sólo lo sublime. O yo no puedo. Demasiadas cosas inenarrablemente bellas juntas me provocan síndrome de Stendhal. Y a mí las catarsis no siempre me sientan bien.

Oscar Wilde, en cambio, siempre me ha sentado de puta madre. Desde que, antes de saber leer, mi madre me contaba, antes de dormir, variantes de "El fantasma de Canterville", lo único que escribió el bueno del hombre que no me hace demasiada gracia porque en el libro la historia es siempre la misma y en la de mi madre había, como mínimo, una putada distinta de los gemelos cada noche que tocaba. Me contó mi hermano que lo mismo le pasaba a él no sólo con el fantasma que robaba pinturas, sino también con La mujer pantera de Jacques Tourneur, una historia que agradezco inmensamente que no me contara a mí porque es una de las películas que más me gustaron de pequeña y que hace que, simplemente por hacérmela recuperar, Manuel Puig me caiga simpático. Claro que Molinita también la cuenta mejor que Jacques Tourneur. Como mi madre.

Nunca está de mal, decía al principio, releer el Prefacio de Dorian Gray:



El artista es creador de belleza.

Revelar el arte y ocultar al artista es la meta del arte.

El crítico es quien puede traducir de manera distinta o con nuevos materiales su impresión de la belleza. La forma más elevada de la crítica, y también la más rastrera, es una modalidad de autobiografía.

Quienes descubren significados ruines en cosas hermosas están corrompidos sin ser elegantes, lo que es un defecto. Quienes encuentran significados bellos en cosas hermosas son espíritus cultivados. Para ellos hay esperanza.

Son los elegidos, y en su caso las cosas hermosas sólo significan belleza.

No existen libros morales o inmorales.

Los libros están bien o mal escritos. Eso es todo.

La aversión del siglo por el realismo es la rabia de Calibán al verse la cara en el espejo.

La aversión del siglo por el romanticismo es la rabia de Calibán al no verse la cara en un espejo.

La vida moral del hombre forma parte de los temas del artista, pero la moralidad del arte consiste en hacer un uso perfecto de un medio imperfecto. Ningún artista desea probar nada. Incluso las cosas que son verdad se pueden probar.

El artista no tiene preferencias morales. Una preferencia moral en un artista es un imperdonable amaneramiento de estilo.

Ningún artista es morboso. El artista está capacitado para expresarlo todo.

Pensamiento y lenguaje son, para el artista, instrumentos de su arte.

El vicio y la virtud son materiales del artista. Desde el punto de vista de la forma, el modelo de todas las artes es el arte del músico. Desde el punto de vista del sentimiento, el modelo es el talento del actor.

Todo arte es a la vez superficie y símbolo.

Quienes van más alla de la superficie, se exponen a las consecuencias.

Quienes penetran en el símbolo se exponen a las consecuencias.

Lo que en realidad refleja el arte es al espectador y no la vida.

La diversidad de opiniones sobre una obra de arte muestra que esa obra es nueva, compleja y que está viva. Cuando los críticos disienten, el artista está de acuerdo consigo mismo.

A un hombre le podemos perdonar que haga algo útil siempre que no lo admire. La única excusa para hacer una cosa inútil es admirarla infinitamente.

Todo arte es completamente inútil.


Oscar Wilde


8 never more:

Meryone dijo...

y sigo sin saber quién coño fue el que dijo lo de ser como salieri, sin auténtico genio pero con suficiente fuego divino dentro para apreciar el ajeno y ser consciente de la carencia propia. más o menos. quien fuera lo dijo mejor

creo que esa fue una de las frases que me hicieron dejar de escribir

puede que, cuando la recupere, vuelva...

(tres y media, como siempre. bien)

Casi un Dios dijo...

orale! me gustó!

Leo Zelada Grajeda dijo...

Wilde es un genio. Pero con mucho sentido del humor. Voy a releerlo. La mirada ironíca de Oscar es purificadora.

Besos.

Nadna dijo...

Amen

Juan Antonio dijo...

Hace unos días que esperaba una entrada similar. Me alegra muy mucho encontrarla hoy.

A mí también me sentó siempre de puta madre Óscar Wilde. Y leí su "Dorian Gray" de adolescente, comme il faut. Y pienso que la historia se repite. O al menos la historia con minúsculas, que al fin y al cabo es tanto o más importante que la otra.

Besos.

una tal Elihanna dijo...

que seria la vida sin Oscar? creo que el en varias oportunidades le ha dado sentido a algunos de mis caminos. y nunca habra mejor manera de escaparse de la tentacion mas que cayendo en ella... jajaj

creo que mi tentacion barcelona se repetira en julio :) si no me acomodo acá me vuelvo a ir para allá.
comienza el invierno y creo que quiero escapar de el, la mejor manera sera volver a cruzar el atlantico. los chicos del piso donde vivia me mandarian el billete de vuelta! hey gente increible verdad?

es bueno que la palabra MAga nos remonte siempre siempre a rayuela. en el centro de buenos aires este año se hizo un homenaje a julio en donde debajo del obelisco se dibujaron decenas de rayuelas y la gente de todas las edades iba a jugar. wuou. que grande es julio

Juan Antonio dijo...

Que no nos espere y que la historia se convierta en un devenir de lecturas y reflexiones orgiásticas.

Muac.

Juan Antonio dijo...

No lo vi, no. Dime dónde está, por favor.