jueves, 4 de septiembre de 2008

La soledad, la lluvia, los caminos...

Mi tendencia melodramática alcanza niveles de paroxismo. Mi ciclotimia también. Mis eternos retornos dan miedo. Y, de camino a casa (cabizbaja, compungida y a la espera de revelaciones), vine recitando mentalmente el archiconocido poema de Vallejo. Mi edición de Vallejo, como todo, en Ferrol.


PIEDRA NEGRA SOBRE UNA PIEDRA BLANCA

Me moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París -y no me corro-
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.

Jueves será, porque hoy, jueves, que proso
estos versos, los húmeros me he puesto
a la mala y, jamás como hoy, me he vuelto,
con todo mi camino, a verme solo.

César Vallejo ha muerto, le pegaban
todos sin que él les haga nada;
le daban duro con un palo y duro

también con una soga; son testigos
los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos...

César Vallejo

5 never more:

Rubén Darío Carrero dijo...

Yo también padezco de esa triste tristeta del Perú. Me la paso vallejeando por las escandalosas, largas y reptiles calles de esta ciudad sin muros, Maracay.

Recordemos al Cholo!!!...

Tus libros olvidados en el Ferrol?: "Cuando alguien va, alguien se queda".

Tus eternos retornos que dan miedo?: "el momento más grave de la vida no ha llegado todavía".

Y que no me vaya sin dejar diciembres y sin dejar eneros.

Paso por tu "Once upon midnight dreary", esta noche me falta espalda para nacer y pecho para morir.

Besos...

Houellebecq dijo...

A mí siempre me ha parecido curioso el verso "le pegaban todos sin que él les haga nada". Parece la queja de un niño. Por lo demás sólo soy capaz de recitar de memoria los dos primeros versos. Eso de "recordar" el futuro tiene unas connotaciones que darían para hablar mucho y profundo sobre ciencia, sobre la flecha del tiempo, sobre...
Y por cierto, ¿Te llega alguna revelación cuando las esperas? Interesante.

samsa777 dijo...

Qué poema tan fantástico. A mí me turbó durante meses...

Juan Antonio dijo...

... un día del cual tengo ya el recuerdo (...)
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño (...)

Portentoso. Ciclotímico. Melodramático.

También yo tengo el recuerdo de verte de camino a casa, cabizbaja, recitanto un soneto de Vallejo.

Besos.

Sarco Lange dijo...

Una vez tuve el delirio de imaginar a Rimbaud en esta era y verlo intoxicarse con la internet. Al contrario, vi a Vallejo frente a una pantalla con deseos de que pronto comenzara a llover.
(Por mi, ojalá despacio...)

Saludos.