miércoles, 26 de noviembre de 2008

Lampa



Roman Polanski, 1959

Cortesía de Vincent Malloy que, además de publicarlo en su fotolog de cine, me pasó el link por messenger.

Yo me acabo de enamorar, no sé vosotros.

De enamorar y de traumatizar. Las dos cosas.

10 never more:

Nébula dijo...

yo nunca fuí mucho de muñecas, y creo que todas todas las que me daban miedo están en este corto, genial por cierto, como siempre gracias por descubrirnos maravillas maravillosas .^

Houellebecq dijo...

Me has llegado Meryone. Vas y me incluyes un corto de uno de mis directores preferidos. Este y Woody Allen, cada uno en su estilo, son mi mayor debilidad cinéfila. Hace un par de años me pasaron la colección de cortos de Polanski y ya pude disfrutar este. De su cine ya sólo me restan sus dos primeras películas. Y seguir revisando estas maravillas. Excelente el momento en que el señor abandona la tienda y el silencio y la oscuridad comienza n su terror íntimo. Qué disfrute que es Polanski siempre.

AnaBosch dijo...

:o
Muy intenso
realmente!

utopía dijo...

Me alegro de que ardieran los muñecos; son horribles. Para que veas que me dan mal rollo desde hace tiempo te mando un link a mi canal youtube donde puedes ver un experimento mío con muñequitos...
http://www.youtube.com/watch?v=H7pUQJsLAhk
por cierto, se oye un ruido en tu blog como de alguien dándole ñascos a una galleta... tú también lo escuchas?

Nimúe dijo...

Der Sandmann...

Me ha recordado mucho a ese cuento de Hoffmann... Coppelius y Coppelia.

Lo de relacionarlo todo con el siglo XIX es deformación profesional (aunque el cuento técnicamente es del XVIII, pero es muy decimonónico).

Mary is Love dijo...

"El alma hueca"... estoy en esa etapa... me siento atrapada en los tropicos de Henry Miller, puedo pensar y sentir tanto' pero esas cosas no me tocan el alma parece un filtro'
De Polanski me gusto ''Repulsión'' , este corto de no lo habia visto, pero también ha gustado y traumatizado jajaja, ¡qué terrible frustración¡.

Besos¡¡

S. dijo...

Me hubiera encantado recostarme en el diván de Freud y contarle mis sueños y escucharlo decirme que tengo problemas sexuales. Todos los problemas sexuales del mundo. Seguro que habría sido lindo.
Como eso es temporalmente imposible, me contento con escribirlos. Oh.

No tengo tiempo de ver el video porque tengo que hacer un ensayo de japonés YA. Pero me acordé de un corto que quizá te guste:
http://www.youtube.com/watch?v=LXRBXAeO6hs

Que, por cierto, el sonido que hace tu oveja virtual cuando estoy en tu blog es terrorífico. Oh.


Un abrazo.

Juan Antonio dijo...

Ups, luego lo veo, que aquí no puedo. Merde!

Juan Antonio dijo...

Fascinante. La conjunción entre imagen y música, perfecta. Bellísimo.

terry dijo...

Meryone la imagen sigue valiendo mas que mil palabras, tanto en el cielo como en el infierno, dificil frontera.

Besos.