martes, 14 de octubre de 2008

Aunque nada puede devolver el esplendor en la hierba...

Quiero volver a verla, pero está en casa. Así que la buscaré por bibliotecas.

Queda el final (lo único que encontré que no estuviera totalmente en inglés) y el tráiler. Quería el final, pero subtitulado. Y la escena del poema, cuando se marcha llorando de clase.

Me gusta tanto esta película!







Nunca me ha dado un colapso por represión sexual, pero hay veces que es mejor volverse loca un tiempo y dejar que lo demás se solucione solo. Sólo cuando todo lo demás no tiene nada que ver contigo puedes arreglarte contigo misma, creo.

No, no estoy en crisis. No más de lo habitual. Es una reflexión como tantas.

Me olvidaba, Splendor in the grass, Elia Kazan, 1961.

Dos y veinte de la mañana. Buenas noches.

5 never more:

Nébula dijo...

ah ¿pero alguna vez se soluciona todo lo demás solo? :O

Ains, que bonita es esa película...

Dulces sueños linda .*

Nimúe dijo...

:) Tengo ganas de verla. Si no tuviera que pasar 10 horas diarias en Oviedo, damn it! Y luego volver a este dichoso pueblo... El doctorado de Santiago mola mucho. Era mi opción B, en caso de que no me cogieran en el programa europeo éste (hay dos modalidades de POP en Oviedo, una la normal y la Erasmus Mundus, pero para la Erasmus sólo había 25 plazas y gente de todo el mundo. 5 personas en Oviedo)...

Comtessa d´Angeville dijo...

Yo sí estoy en crisis y creo que he optado, así como si realmente pudiera elegirse, por volverme loca.

u minúscula dijo...

hola..

Juan Antonio dijo...

Había dado por hecho que te gustaba esta película. A veces uno se equivoca completamente (v.g. House). Pero esta sí. Claro.

Besos.