miércoles, 15 de octubre de 2008

Nunca quise un amor civilizado

ni de ningún tipo pero, si lo quisiera, lo querría así...

El año que salió este disco yo cumplía trece años y esta canción la habían escrito para mí. Ya entonces.




CONTIGO

Yo no quiero un amor civilizado,
con recibos y escena de un sofá;
yo no quiero que viajes al pasado
y vuelvas del mercado
con ganas de llorar.

Yo no quiero vecinas con pucheros;
yo no quiero sembrar ni compartir;
yo no quiero catorce de febrero
ni cumpleaños feliz.

Yo no quiero cargar con tus maletas;
yo no quiero que elijas mi champú;
yo no quiero mudarme de planeta,
cortarme la coleta,
brindar a tu salud.

Yo no quiero domingos por la tarde;
yo no quiero columpio en el jardin;
lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

Yo no quiero juntar para mañana,
no me pidas llegar a fin de mes;
yo no quiero comerme una manzana
dos veces por semana
sin ganas de comer.

Yo no quiero calor de invernadero;
yo no quiero besar tu cicatriz;
yo no quiero París con aguacero
ni Venecia sin tí.

No me esperes a las doce en el juzgado;
no me digas “volvamos a empezar”;
yo no quiero ni libre ni ocupado,
ni carne ni pecado,
ni orgullo ni piedad.

Yo no quiero saber por qué lo hiciste;
yo no quiero contigo ni sin ti;
lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

Sabina


María cita siempre, cuando me pongo tonta, un texto de Peacock que viene rezando así:

"Eres como un Rosacruz
que a nadie sino a un silfo amará
que no cree en la existencia de un silfo
pero, no obstante, se enfada con el Universo
porque no contiene un silfo"

Y va a ser que sí. Que es cierto. Alguien tiene un silfo?

11 never more:

S. dijo...

Hoy estoy simplemente musical. Y fugaz. Ayer fui a un concierto de Calamaro y tras cantar su canción de "Soy tuyo" (http://goear.com/listen.php?v=df54a94)
que terminó incluyendo espontáneamente (bueno, inesperadamente, porque supongo que preparado ya lo tenía) "contigo" de Joaquín Sabina. Y fue hermoso.

Y ya. Ajam.

Y el libro que me dejó la adivina es poco relevante, fue algo de oraciones o así. Era parte del mensaje: yo no era espiritual pero mi buena suerte venía de que mi madre lo fuera. Y así es, aunque la explicación le resta misterio a la anécdota. Oh.


Un beso.

Jazziturno dijo...

Me ha gustado ver a Alfonsina Storni por aquí... ¡pero cuando he visto a Panero! ¡¡¡¿La obra completa?!!! En seriooo... ?!!! Yo tengo 17 libros suyos, y muchos me costaron Dios y vida conseguirlos. ¿Tienes las películas 'El desencanto' y 'Después de tantos años'? No conozco a mucha gente que tenga especial devoción por Panero, ¡qué bien! :):):)

¡Qué gracia me hizo eso de...! "Mira, yo también tengo links" jajajaja. Una sorpresa de vuelta mirarlos :)

Jazzuela sí está editado. Además hay muchas cositas más por ahí enlazadas con Cortázar y la música.

¡Martina! Y tanto, es autentiquísima jajaja. Es como la segunda etapa de la Generación Nocilla. Me impresionó.

Otro placer, y otro beso :) ¡Que aquí me siento como en casa!

Canalla dijo...

Quizá es necesario buscar más allá del universo. Saludos.

pituenti dijo...

Gústame moito esta canción... E menos mal que non andamos buscando, polo menos eu.
As cousas van tranquilas por Z-GZ, xa ves, recibindo aos galegos emigrados. Un bo momento.

MIL BICOS!!
;)

Houellebecq dijo...

¡Te gusta Sabina! Es mi letrista preferido español. Desde los primeros versos no he leído la letra, la he cantado con la mente. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice aunque la realidad a veces me hace pensar de otra manera. Estoy lleno de teorías que en la práctica se me caen por los suelos. A veces sí he querido besar su cicatriz y el calor de invernadero...
De todas formas esa explicación del amor a lo Sabina es la de la pasión en su estado puro, la que menos dura, la más intensa, la más deseable y vital y la que más duele también. La más difícil por otro lado. El cuerpo no la puede aguantar mucho tiempo.
También es improbable que dos personas la sienta por igual y a la vez. Qué difícil nos lo pone la vida para que seamos felices.

Kaukisella dijo...

Yo, al final en Santiago.
Yo, pues último año siendo vecina de Filología.
¿Y tú?
Sigo con alemán, preparando examen Cambridge de inglés y aprendiendo catalá, que me iré a Barcelona, me iré. Puede que un máster de periodismo cultural, o de lo que sea, pero cultural.
Sé que la lectura no se agradece, pero si el comentario.
Beso oblicuo.

Comtessa d´Angeville dijo...

Supongo que quiero un amor de esos, o no sé. ¿Tengo amor? No lo tengo, claro. El hombre con el que vivo no me quiere a mí ni a la que legítimamente debería querer, se quiere a sí mismo, y a veces creo que ni eso. ¿Yo quiero a alguien? Claro, yo quiero a alguien desde hace mucho pero me dejó. ¿Él me quiere? Claro, me quiere porque es inevitable quererse cuando se han compartido tantas cosas, me quiere pero ya no es amor. ¿Qué hacer? Ir queriendo, hay que amarse, y punto...

AnaBosch dijo...

Siempre invitas a explorar la mas bella poesia
:)

Juan Antonio dijo...

¿Cómo no enfadarse con el universo porque no contenga un silfo? Haces muy bien. Yo te comprendo.

En un desván de mi memoria he encontrado a veces criaturas imposibles. Si alguna vez me tropiezo con un silfo, te avisaré para que tomes el primer vuelo.

Hermosa canción.

Un beso.

Alberto! dijo...

Ttu siempre dando vueltas con el amor, no tienes remedio.
Te iba a decir que te estabas currando un blog muy chulo, y vale, si. Pero con tanto amor, unque sea para decir que no lo quieres, algo falla.
Por cierto la canción de Sabina es muy moñas, muy moñas.

tristemorwen dijo...

¡Indignada me hallo! Nos han engañado vilmente, querida: acabo de conectarme a la web de la fundación caixagalicia para hacer nuestra reserva para el Laberinto, ¿y qué me encuentro? Pues que sólo se exhibe en Pontevedra y a los de la capital "cultural" que nos den dos duros...

Vou dar un golpe de estado, carallo.

Lucy